El Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno abre al público su programa de seguimiento de aves invernantes

Heraldo de Aragón

El Centro de Interpretación de Dornaque, en el corazón del espacio protegido, llevará a cabo una jornada de anillamiento y observación el sábado 12 de noviembre.


NOTICIA ACTUALIZADA  8/11/2022 

Hembra entrando a una caja nido - DGA

Durante una década, los educadores ambientales del Centro de Interpretación de Dornaque colocaron cajas nido en el Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno como parte de sus actividades de educación ambiental. Lo que no sabían entonces es que ese trabajo propiciaría, años después, un hallazgo sorprendente. Por primera vez, se constataba la presencia de parejas reproductoras de colirrojo real en el entorno de este espacio natural protegido; algo insólito en Aragón.

Con el fin de llevar un control de la especie, en 2018, los educadores ambientales del Centro, a través de la Dirección General de Cambio Climático y Educación Ambiental del Gobierno de Aragón, junto con Agentes de Protección de la Naturaleza y la Dirección del Espacio pusieron en marcha un programa de seguimiento ecológico en el Paisaje Protegido.

En palabras de José Beneito, educador ambiental del Centro de Interpretación de Dornaque, el punto de inflexión se produce en abril de 2017 cuando se localiza un primer ejemplar que había sido anillado el verano anterior. Al parecer, tras su viaje migratorio, el ave había regresado a los Pinares de Rodeno para anidar en las cajas nido y reproducirse en ese entorno.

«Tras comprobar que la especie estaba criando se pasó a hacer un seguimiento exhaustivo. Se construyó una balsa-bebedero, se habilitaron comederos cerca del punto de agua y se realizó un mapeo del entorno a través de las 25 cajas nido que había distribuidas por los alrededores del centro de Interpretación», explica. En la actualidad son 110 las cajas nido distribuidas por el espacio, a lo que hay que añadir los anillamientos científicos.

Gracias a estos trabajos, en los últimos cinco años, han podido constatar la existencia de toda una población reproductora estival que anida y cría en estos bosques de la Sierra de Albarracín. En concreto, unas seis parejas, siendo la única población reproductora de esta especie de la que se tiene constancia y registro en Aragón.

El seguimiento también ha permitido documentar, en estos años, la presencia de una treintena de especies de aves paseriformes, la mayoría residentes en el espacio de forma habitual como el pinzón vulgar, el herrerillo común o el trepador azul.
Para dar a conocer la variada avifauna invernal presente en este espacio natural protegido, el Centro de Interpretación de Dornaque celebra, este sábado 12 de noviembre, una jornada participativa gratuita y abierta al público. Desde las 10.00 horas y hasta las 13.00 horas, se llevará a cabo una charla informativa sobre las aves invernantes del entorno seguida de una sesión de anillamiento científico y una visita de observación.

Las plazas son limitadas y es necesario reservar a través de la web www.rednaturaldearagon.com.

En estos cinco años, el programa de seguimiento ecológico de los Pinares de Rodeno no solo ha permitido constatar la abundancia de aves forestales. Según los censos de 2021, este espacio natural protegido alberga, al menos, 11 especies de aves acuáticas (algunas de ellas en Régimen de Protección Especial), 296 especies de hongos y39 de orquídeas.

El Paisaje Protegido de los Pinares de Rodeno fue el primer espacio natural protegido en declararse en la provincia de Teruel. A su alto valor natural y paisajístico hay que añadir un importante conjunto de arte rupestre levantino.

WordPress Video Lightbox